Evita que tus hijos padezcan obesidad

La obesidad infantil es uno de los grandes problemas que afecta la sociedad en la actualidad. Es uno de los temas relacionados a la alimentación y que más preocupa a los padres pues puede desencadenar graves problemas para la salud de los niños, tanto físicos como psicológicos. Enfermedades cardiovasculares, diabetes y hasta trastornos en su desarrollo psicológico son algunas de las consecuencias de padecer un peso descontrolado.

 

 

Es muy importante comenzar a combatir el sobrepeso desde el nacimiento, ensenándoles hábitos de vida saludables desde que son muy pequeños. Siguiendo estas pautas de conducta alimenticia podremos evitar la obesidad infantil en nuestros hijos.

Es preocupante que más del 20% de los niños de entre 3 y 12 años padezcan sobrepeso, estos son algunos consejos a seguir para prevenirlo:

 

 

  • crear hábitos alimenticios saludables:

recuerda que una dieta equilibrada es la base de una buena alimentación. Los padres somos los responsables de ensenar a los niños una correcta alimentación y en la mayoría de las ocasiones somos nosotros los primeros que tenemos que cambiar nuestra alimentación. Siguiendo las pautas que establece la pirámide de la alimentación para niños estarán cubiertas sus necesidades nutricionales. Ten siempre en cuenta esta importantísima clave para una correcta alimentación infantil.

 

 

  • Haz de sus actividades físicas un hábito:

practicar ejercicio, junto con una dieta balanceada, es clave para evitar la obesidad infantil. Es determinante a la hora de prevenirla. Los expertos recomiendan al menos 15 minutos de actividades físicas de moderada intensidad para no permitir el sobrepeso. La pirámide de la actividad física para niños recomienda moverse cada día, realizar de 3-5 veces por semana al menos 20 minutos de ejercicio vigoroso y de 2-3 veces por semana ejercicio para potenciar la flexibilidad y la fuerza.

 

  • Evitar el sedentarismo:

La inactividad predispone al sobrepeso. Permanecer mucho tiempo a la televisión tiene gran incidencia en los malos hábitos de alimentación en los niños, es una de las grandes enemigas de la obesidad infantil. Es muy importante enseñarles que la televisión debe apagase a la hora de ir la mesa a disfrutar del comer. De igual forma se recomienda que los niños no permanezcan más de 2 horas al día frente a un televisor, la computadora o video juegos.

 

 

  • Predicar con el ejemplo:

es necesario cambiar nuestros propios hábitos para tener hijos más sanos. Si los niños nos ven inactivos y alimentándonos de forma incorrecta no les estamos dando un buen ejemplo. Hacer ejercicio en familia es algo muy eficiente que además contribuye a la unión familiar.

 

 

  • Compartir la mesa familiar:

algunas investigaciones realizadas indican que los niños que comen con sus padres consumen alimentos mucho más saludables. Es importante estar a la mesa con los hijos, tanto para controlar lo que comen como para hacer de la hora de la comida un momento placentero y relajado. Y al mismo tiempo sirva para potencializar la comunicación familiar y atender las necesidades personales de cada integrante de la familia.

 

Entradas creadas 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba